Departamento Financiero

El departamento financiero es el encargado de controlar los fondos de la empresa.

Administrar los recursos financieros de forma adecuada es esencial para alcanzar los objetivos.

Una buena organización financiera es la base para que nuestro negocio tenga beneficios. Si queremos que nuestra empresa crezca es imprescindible conocer todas las posibilidades que nos ofrece.

A la cabeza del departamento estará el Director Financiera, que se encarga de coordinar y supervisar las acciones de las áreas que conforman el departamento de contabilidad y el de control de gestión.

El departamento de contabilidad muestra mes a mes cual es la situación financiera de la empresa, esencial para tomar futuras decisiones. Si tenemos un conocimiento preciso de todo lo que se gasta en la empresa, podremos optimizar recursos y planificar estrategias.

Las tareas fundamentales del departamento financiero son:

Gestión de los recursos financieros: se encarga de conocer los recursos necesarios para realizar las funciones de la empresa y de optimizar su coste. En este caso, la liquidez es un factor importante en este apartado, pues se encarga de que la empresa tenga la suficiente liquidez para hacer frente a los pagos.

Planificación: además de la planificación de la estrategia de negocio, la elaboración de presupuestos es esencial para coordinar el gasto de las diversas áreas de la empresa.

Control: se deben marcar los ingresos que se esperan obtener, el coste que podemos soportar y fijar los beneficios que obtendremos. Llevar el control sobre lo que podemos gastarnos, nos ahorrará muchos disgustos y quebraderos de cabeza.

Es esencial tenerlo todo controlado:

En resumen: no se debe renunciar al departamento financiero. Además de ser la base económica de la empresa, es esencial si queremos crecer en el sector. Llevar el control de las finanzas nos permitirá saber qué cosas nos podemos permitir y cuáles no.

ORTMA SERVICIOS EN CIFRAS